jueves, 2 de junio de 2022

EXTERIOR

 


Dado que,  durante un amplio período del siglo XX, los trenes utilizaban el carbón como fuente de energía, su combustión provocaba una capa de fina carbonilla.
Para impedir que se introdujese en los pulmones de los sufridos pasajeros, se recomendaba mantener las ventanillas de los vagones cerradas .
Complementariamente y en previsión de posibles accidentes, figuraba una placa en la cual se indicaba : “Prohibido asomarse al exterior”
Durante la dictadura, dicha frase se utilizaba, irónicamente, ante los posibles riesgos en los cuales se podía incurrir, al intentar verbalizar las diferencias existentes entre nuestro país y el resto de democracias europeas.
Afortunadamente, ello forma parte del pasado.
Sin embargo, me ha venido a la memoria recientemente, ante el desolador panorama informativo que encuentro cada mañana, al repasar las ultimas noticias delante de la pantalla de mi ordenador.
Todavía sin finalizar las secuelas del Covid19, España ya es, oficialmente el país con el mayor brote de la viruela del mono, cuya extensión es todavía impredecible, la guerra en Ucrania continua imparable  y no se vislumbra el final , una nueva matanza de escolares en Texas, los precios de la energía y alimentación se disparan, la inflación alcanza cotas históricas, etc.
Como diría Mafalda, ese entrañable personaje creado por Quino:
“¡ Paren el mundo que me quiero bajar!”
Compartiendo estas reflexiones con otras personas,  me dicen   que, lamentablemente, estas situaciones son más habituales de lo que nos parece, como  demuestra la pasada historia.
Estoy totalmente de acuerdo.
El problema es cuando , en tu actual momento de vida, dicha situación comienza a superarte, posiblemente por un cierto cansancio mental acumulado.
Y  comienzas a practicar introspección, incluso física, procurando , como recomendaba la placa, no asomarte al exterior, dado que el paisaje no te entusiasma.
Indudablemente , no creo que sea únicamente por las razones mencionadas.
Cuando alcanzas una determinada etapa, amablemente definida como madurez, es inevitable hacer balance de tu recorrido vital .
Siempre que lo realices con objetividad, el riesgo es mínimo.
Si eres capaz de valorar y apreciar todo aquello que se desarrolló favorablemente , asumiendo deportivamente los aspectos negativos y errores cometidos, se puede calificar como necesario.
Caso contrario , corres el riesgo de vivir el último período de tu vida en una lamentable insatisfacción, para nada justificable.
Y a pesar de las decepciones que hayas podido experimentar en tus relaciones personales y vivencias, debes de seguir confiando en ti y en tu capacidad de encontrar la ruta apropiada.
Sin por ello olvidar, rememorando nuevamente a la mítica Mafalda , una de sus frases más afortunadas:
“Uno de los problemas de este mundo, es que hay mas gente interesada, que interesante “.
Lamentablemente.






martes, 29 de marzo de 2022

DANA

 


En reciente entrevista televisiva con Luis Rojas Marcos, actualmente profesor de Psiquiatría en la Universidad de Nueva York , cuya trayectoria profesional  le ha llevado a ocupar puestos tan notables como la dirección del Sistema Psiquiátrico Hospitalario de la ciudad de Nueva York y posteriormente Presidente del Sistema de Hospitales Públicos de dicha ciudad, alertaba que el impacto de dos años de pandemia , los interrogantes todavía vigentes sobre su conclusión y las consecuencias económicas y sociales derivadas  de la invasión de Ucrania por parte de Rusia,  está haciendo mella en la salud mental de la población.
Menciones a una posible intervención nuclear , como preludio a una Tercera Guerra Mundial, no contribuyen precisamente a  mejorar las cifras correspondientes a depresiones , ansiedades, suicidios y abuso de sustancias , que se han multiplicado de forma significativa.
En nuestro país, el Servicio de Meteorología  alertaba recientemente sobre las consecuencias de la falta de lluvia y especulaba con posibles restricciones por sequía durante el próximo verano , con el consiguiente perjuicio económico para el sector turístico. 
Hace escasos días, dichos datos se veían modificados  por una serie de borrascas que han hecho recuperar el nivel de los embalses.
En Andalucía , mi lugar de residencia actual, los cielos se volvían rojos debido al polvo del Sahara que trajo consigo la borrasca Celia,  acompañado de grandes lluvias de barro, mientras que en Levante se producían desbordamientos puntuales. 
Existen las DANAS meteorológicas y las existenciales. Estas últimas las defino de forma similar.
Alteraciones en tu paisaje, borrascas puntuales y búsqueda de resiliencia ante las adversidades propias o ajenas.
Pandemia, volcán de la Palma, Ucrania, costes energéticos disparatados , conflictos sociales , hiperinflación, etc.
Ante todo ello, tengo una sensación similar a cuando , transcurrido un cierto tiempo sin hacer ejercicio, retomas la actividad y te percatas de tu bajo estado de forma.
En este caso, no es tanto un cansancio físico, sino más bien mental.
He escuchado, en estos últimos días y particularmente desde el comienzo de la invasión de Ucrania, a muchas personas haciendo el mismo comentario: ¿ Que más va a ocurrir?
Detrás de esa pregunta, existen sentimientos de angustia,inquietud e incertidumbre ante el futuro.
Que , al igual que a mi, les provocan rechazo y preocupación.
Y eres consciente de lo injusto que puede sonar esta reflexión cuando, simultáneamente, mueren hombres, mujeres y niños en una guerra geopolítica, cuyas consecuencias futuras a corto y medio plazo son imprevisibles.
Una vez más, eres consciente de que , todos los esfuerzos que realizas para reconducir tu vida, están condicionados por las decisiones que toman en un despacho los que manejan realmente los hilos.
Haciendo bueno , lamentablemente, el viejo proverbio africano:
“ Cuando los elefantes luchan, lo que sufre es la hierba"

 


 
                       
 
 
 


jueves, 27 de enero de 2022

OJOS BRILLANTES



Dos vendedores de zapatos viajan desde Manchester a Africa , en búsqueda de negocio.
Al cabo de unos días, uno de ellos envía un telegrama a su empresa:
“ Ninguna oportunidad. Nadie usa zapatos”.
El otro, hace lo mismo, pero con el siguiente texto:
“ Excelente oportunidad. Todos necesitan zapatos”
Esta anécdota, está extraída de un video de YouTube, protagonizado por Benjamin Zander, que dirige desde 1979 la Boston Philarmonic Orquestra  y corresponde a una de sus múltiples conferencias sobre liderazgo, en este caso  difundida por la plataforma TED , que al día de hoy acumula millones de reproducciones y cuyo visionado aconsejo encarecidamente.
 Y la utiliza como ejemplo sobre las diferentes formas de enfocar una situación y la propia vida.
Depende de cada uno de nosotros, evaluar la diferencia entre fracaso y oportunidad.
Cuenta, asimismo que, transcurrido un largo tiempo de su carrera de director, tuvo una especie de descubrimiento.
Era el único de los integrantes de la orquesta que no tocaba un instrumento, solo dirigía.
Y aunque su prestigio profesional estaba consolidado, consideraba que no estaba haciendo bien su trabajo.
Y cambio su enfoque. Su misión debería de consistir en saber transmitir la pasión contenida en cada una de las notas de las partituras interpretadas, extrayendo lo mejor de los conocimientos, tanto técnicos como humanos, de sus músicos, los cuales, en cierta manera, estaban rutinizando su trabajo, excluyendo la pasión sobre el mismo.
Y la consecución de su objetivo,  tal como el mismo explica ,  fue cuando, transcurrido un tiempo, pudo ver brillar los ojos de los mismos.
Ojos brillantes.
Habían pasado de ejecutar , incluso brillantemente, a interpretar.
Como apasionado de cualquier forma de comunicación sea pintura, música, teatro,  o escritura y particularmente del amplio espectro de la comunicación audiovisual, echo en falta,  en esta última, productos que puedan provocarme la sensación sentida por dichos músicos.
Ante la mediocridad del panorama televisivo en abierto, afortunadamente mejorado por plataformas de pago, como Nexflix , me he hecho en múltiples ocasiones la pregunta de si es  posible crear productos que engloben elementos culturales y de calidad, respetando al espectador sin que ello suponga que tengan que ser destinados a canales minoritarios en audiencia, como puede ser La2.
Provocando en el espectador la misma sensación que Zander buscaba en sus músicos.
Ojos brillantes.
Caso de poder participar, aunque sea minoritariamente, en  ese todavía teórico pero posible  proyecto,  sería una apasionante y última etapa  profesional para cuando llegue el final  de mi personal viaje a Itaca.
¿ Utopía?
La historia nos ha demostrado que la utopía es el paso previo para alcanzar un resultado todavía inexistente.
Y suscribo, ampliamente, una de las frases del propio Zander:
 “ Yo tengo una definición del éxito. 
No se trata de riqueza, fama y poder. 
Se trata de cuantos ojos brillantes hay a mi alrededor”.







jueves, 20 de enero de 2022

TSUNAMI






"Ola de grandes dimensiones, originada cerca de la costa por un seísmo.....”
Así es como comienza la definición de un tsunami.
 Metafóricamente hablando, sirve para describir la situación que estamos viviendo , tanto  en nuestro país como en el resto del mundo.
Como consecuencia de ello, una escapada puntual desde mi actual lugar de residencia , para disfrutar de los pasados días navideños con familia y amigos, me ha mostrado un paisaje extraño.
Las lógicas precauciones, basadas en la evolución de esta sexta ola, no me ha permitido reencontrarme con personas muy queridas, dado que en su práctica totalidad habían pasado o estaban pasando por una dura fase de contagio, afortunadamente hoy superada.
Planes hechos, para desplazarme posteriormente a visitar a mi familia en Galicia, han tenido que ser anulados.
Las aglomeraciones en centros comerciales, propias de estas fechas, desaconsejaban desplazarse para cumplir con el protocolo habitual de compra de pequeños regalos.
Y una penosa sensación de falta de libertad personal, me ha invadido.
Sensación que llevo percibiendo  desde hace dos años, coincidente con el inicio de la pandemia.
Se suele decir que, para apreciar la luz tiene que existir la oscuridad.
Como reflexión personal ante tanta incertidumbre y negatividad, estoy intentando y espero que consiguiendo, reaccionar. 
Minimizar los problemas cotidianos, valorar los aspectos positivos de mi día a día, reforzar los vínculos familiares, disfrutar de lo que tengo, obviar lo que desearía tener y no especular sobre el futuro.
He pasado por diferentes batallas en mi vida.
Laborales, sentimentales o de salud.
Y sigo creyendo que,  lo más importante , no es ganar o perder una batalla, sino ganar tu propia guerra.
Reforzandote, siendo fiel a tus principios, ampliando tu ansia de conocimiento, practicando nuevas experiencias, valorando el placer de poder degustar un buen vino, una buena comida, o  dado que ahora vivo en la costa, contemplar el atardecer en una playa.
Principalmente,  cuando, como es mi caso, tu recorrido vital es ya muy extenso, situándote en la llamada madurez.
Y ojalá esta reflexión personal se pueda extender al resto de ciudadanos , sea cual sea su condición actual.
Porque, en esta escuela de la vida, el mayor reto  es ser capaz de desarrollar nuestra capacidad de superación  ante los malos momentos , reaccionar ante la adversidad y salir de ella más humildes y más sabios.
Existen reglas fundamentales en la resiliencia (1): 
 Aceptar la realidad tal como es y adaptarnos a ella. Nunca se  debe confundir con resignación, sino trabajar en todo aquello que está a nuestro alcance, para mejorarla.
 Y desde luego, manejar nuestra creatividad para encontrar salidas.
Independientemente del esfuerzo por parte de científicos y resto de especialistas para la resolución de esta pandemia, la mejor estrategia y colaboración es creer y practicar dicha resiliencia.
Recordando a Nietzsche:
“Aquel que tiene un porque para vivir, se puede enfrentar a todos los comos"


(1)"Resiliencia : Viene del término latín resilio. Volver atrás, volver de un salto,resaltar,rebotar. El termino se adaptó al uso en psicología y otras ciencias sociales para referirse a las personas que, a pesar de sufrir una situación traumática, no les afecta psicológicamente".(Fuente: Wikipedia)