jueves, 7 de octubre de 2021

ESCRIBIR



El duro oficio de escribir .
Es un comentario bastante habitual entre aquellas personas que, en su momento , tomaron la decisión de dedicarse plenamente a ello, bien en el campo de la literatura, el periodismo o la poesía.
Naturalmente, el comentario describe la dificultad no tanto creativa, que evidentemente existe y define la mayor o menor calidad de la escritura, sino el poder convertir esa vocación en un medio de vida, sino millonaria , tal como han alcanzado autores como Perez Reverte, Javier Sierra o Ruiz Zafon , que  al menos permita a dicha persona llevar una vida digna.
Existen múltiples ejemplos de autores reconocidos que, condicionados por la supervivencia económica, consiguieron abrirse camino después de su jubilación, como el  gran poeta y Premio Cervantes , Antonio Gamoneda.
La creación de este blog, surgió de forma casual en una charla entre amigos y obviamente sin ningún objetivo económico.
Y como un reto más o ,mejor dicho, como una prueba personal de contrastar con lectores anónimos, si mis reflexiones podrían provocar el interés de los mismos.
Dentro de ese inmenso océano que es el mundo digital y transcurrido el tiempo necesario, no me puedo quejar de los resultados, con un promedio, ultimamente,  de 4.000 entradas mensuales, para mi impensable en sus inicios.
Supongo , al menos en mi caso, que esa necesidad de expresarse viene derivada de un inmenso amor por la lectura que, a mis escasos 7 años, me hacía devorar con entusiasmo las obras de Dumas, gracias a la generosidad de un familiar que poseía una amplia biblioteca.
El poder realizarlo de forma independiente y sin condicionantes externos, hace que esta tarea sea mucho mas grata, sin plazos u objetivos comerciales.
La autoedición, sirviéndose de plataformas digitales como Amazon, ha permitido a muchos escritores liberarse de cualquier tipo de presión e incluso ser detectados por editoriales que, en determinados casos y ante el gran número de descargas realizadas, les han ofrecido contratos suficientemente atractivos como para profesionalizar dicha vocación.
Uno de los ejemplos más conocidos es el de Javier Castillo.
Tras enviar su primer obra , “ El día que se perdió la cordura”, a varias editoriales y ser rechazada, acabó auto publicando en Amazon,  a un precio de 3 euros.
Tras vender 40.000 ejemplares, recibió varias ofertas y finalmente se decantó por Penguin Random House.
Traducida a 10 idiomas , alcanzó unas ventas globales de más de 600.000 ejemplares y sus posteriores obras le han convertido en un referente dentro del género de intriga, con ventas acumuladas de 1.000.000 de ejemplares.
Disponer de esa mezcla de talento, olfato comercial y oportunidad, está al alcance de muy pocos.
Poder sustituir el , cada vez más, escaso contacto social en una sociedad totalmente digitalizada, donde el móvil se convierte en la mayor plataforma de relación interpersonal, a base de mensajes, videollamadas o tweets, con un soporte escrito, está al alcance de cualquiera.
Mi sugerencia....hazlo.
Y si por cualquier tipo de razones, perfectamente respetables, lo desestimas, no dejes de leer.
Un libro, bien elegido en función de tus gustos personales, sigue siendo uno de los mejores amigos.
Con un claro paralelismo con la búsqueda de pareja. 
Puedes escoger lo que te parezca y si te decepciona , sigues buscando, hasta encontrar lo deseado.
Y con amplios catálogos a tu disposición, de todo tipo de géneros.
Ojalá fuese tan fácil en el amor.
Porque , tomando como referencia el popular programa de televisión “Firts Dates”.....¡ que complicado está el panorama !
Pero nunca se debe renunciar a algo tan hermoso.
Aunque sea con un libro.....